martes, 25 de noviembre de 2008

Prohibido prohibir

Atribuido erróneamente a Pablo Neruda, autor real:
Alfredo Cuervo Barrero (¡¡¡mis ojos, mis ojos!!!)