viernes, 2 de noviembre de 2007

Usen protector solar

Damas y caballeros de la promoción del 97:

Usen protector solar.

Si pudiera ofrecerles un único consejo para el futuro, sería el del filtro solar. Sus beneficios a largo plazo se han demostrado científicamente, el resto de mis consejos están basados tan solo en mi propia experiencia. Se los daré ahora.

Disfruta del poder y la belleza de tu juventud. No importa. Nunca entenderás el poder de la belleza de tu juventud hasta que se haya ido. Pero créeme, dentro de 20 años mirarás atrás a través de las fotos y comprenderás de una forma que no puedes hacerlo ahora cuantas posibilidades se te ofrecieron y el fabuloso aspecto que tenías. No estás tan gordo como piensas.

No te preocupes por el futuro. O preocúpate, pero debes saber que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación de algebra mientras masticas chicle. Los problemas realmente importantes en tu vida nunca pasarán por tu cabeza, de la manera que se te ocurren cosas a las 4 de la tarde de un martes sin nada que hacer.

Haz todos los días algo que te asuste.

Canta.

No trates los sentimientos de los demás de forma irresponsable. No toleres a aquellos que tratan irresponsablemente tus sentimientos.

Relájate.

No pierdas tu tiempo con los celos. A veces ganarás, a veces perderás. La carrera es larga y al final es tan sólo contra ti mismo.

Recuerda los halagos que recibas. Olvida los insultos. Si alguien logra tener éxito haciendo esto, que me diga como.

Guarda tus viejas cartas de amor. Deshazte de tus viejos extractos bancarios.

Estírate.

No te sientas culpable si no sabes qué hacer con tu vida. Las personas más interesantes que he conocido, a los 22 años no sabían qué hacer con sus vidas. Algunas de las personas más interesantes de 40 años que conozco, todavía no lo saben.

Ingiere mucho calcio. Se amable con tus rodillas. Las echarás de menos cuando ya no te no te funcionen.

Tal vez te casarás, tal vez no. Tal vez tendrás hijos, tal vez no. Tal vez te divorcies a los 40, tal vez bailes la danza del pollo en tu 75 aniversario de bodas. No importa lo que hagas, no te enorgullezcas demasiado, ni te critiques tanto. Tus alternativas tienen un 50% de posibilidades de ser acertadas, como las de todos los demás.

Disfruta tu cuerpo. Úsalo de todas las formas que puedas. No temas lo que otras personas piensen. Es el instrumento más grande que tendrás jamás.

Baila, aunque el único lugar que tengas para hacerlo sea tu habitación.

Lee todas las indicaciones, incluso si no las sigues.

No leas revistas de belleza. Sólo te harán sentir feo(a).

Conoce a tus padres. No sabes la falta que te harán cuando ya no estén. Se amable con tus hermanos. Ellos son tu mejor enlace con tu pasado y las personas que mejor te acompañarán al futuro.

Entiende que los amigos vienen y van, pero hay un puñado de ellos que debes cuidar con cariño. Trabaja duro para superar los obstáculos geográficos y los de la vida, porque cuando más viejo te hagas, más necesitarás a las personas que conociste en tu juventud.

Vive en Nueva York alguna vez. Pero múdate antes que te vuelvas muy duro. Vive en California del Norte alguna vez. Pero múdate antes que te vuelvas muy blando. Viaja.

Acepta que hay ciertas verdades eternas: Los precios suben, los políticos son infieles. Y tú también envejecerás. Y cuando esto suceda, fantasearás con cuando eras joven, los precios eran razonables, los políticos eran nobles y los niños respetaban a sus mayores. Respeta a tus mayores.

No esperes con que alguien te ayude. Tal vez tengas un fondo fiduciario. Tal vez tengas un(a) esposo(a) rica. Pero nunca sabrás cuando puede desaparecer.

No abuses mucho de tu cabello, o con el tiempo cuando tengas 40, parecerás de 85.

Se precavido con los consejos que recibes, pero paciente con los que te los dan. Aconsejar es una forma de nostalgia. Darlos es una manera de pescar el pasado, limpiarlo, esconder las partes feas y reciclarlo por más de su valor.

Pero confía en mí con lo del protector solar.

Original de Mary Schimch para el Chicago Tribune, el 1 de junio de 1997 y titulado "Advice, like youth, probably just wasted on the young".