lunes, 14 de mayo de 2007

El hijo que vive en tu casa no es tuyo

Este niño o niña tiene TODOS LOS DERECHOS como persona. No es tuyo para hacer lo que quieras con él o con ella. Cuando lo atiendes, escuchas, proteges, educas o alimentas, lo estás haciendo porque es tu obligación... y su derecho.

Para él y ella el amor es una necesidad y un derecho.

La protección es una necesidad y un derecho. El juego es una necesidad y un derecho. La libertad es una necesidad y un derecho.

Las personas no son propiedad de nadie. Ese niño y esa niña que viven en tu casa no son tuyos. Son personas. Con todos sus derechos.