domingo, 5 de agosto de 2018

50+5 consejos para llevar una buena vida


En este inabarcable mar de palabras que es internet, con atribuciones a distintas fuentes, señores mayores de 80 años, otros que firman con un Jr. al final del nombre, guruses y gurusas varios... hay un texto que con diversas variaciones y con fuente original en inglés plantea pautas vitales que no carecen de buen motivo. Como sea que a estas alturas identifico muchas de ellas como ciertas o valiosas según mi experiencia directa, he bebido de varias fuentes, traducido con mi mejor criterio y ordenado alfabéticamente en esta lista que comienza con un buen consejo:
  • Acepta siempre una mano tendida.
  • Aclara tus prioridades.
  • Aprende a escuchar. La oportunidad a veces golpea muy suavemente.
  • Busca oportunidades, no seguridad.
  • Cada persona necesita tener su momento de gloria, cuando levantan sus brazos en señal de victoria, sabiendo que en ese día, en ese instante, estaban en su mejor momento.
  • Canta en la ducha.
  • Conviértete en la persona más positiva y entusiasta que conozcas.
  • Cuando alguien te abrace, deja que sea el primero en soltarte.
  • Cuando juegues con los niños, déjalos ganar.
  • Cuando se enfrentes a una tarea difícil, actúa como si fuera imposible fallar.
  • Cuídate de quien que no tenga nada que perder.
  • Da la mano de forma firme.
  • Dale a la gente una segunda oportunidad, pero no una tercera.
  • Dedica menos tiempo a preocuparte por quién tiene la razón y más tiempo a decidir qué es lo realmente correcto.
  • Deja de culpar a los demás. Asume la responsabilidad en cada parte de tu vida.
  • Deja todo un poco mejor de lo que lo encontraste.
  • El éxito es conseguir lo que quieres. La felicidad es que te guste lo que obtienes.
  • Elige cuidadosamente a la compañera de tu vida. De esta sola decisión vendrá el 90% de toda tu felicidad y miseria.
  • Escucha música siempre que puedas.
  • Evita comentarios sarcásticos.
  • Guarda secretos.
  • Juzga tu éxito por el grado en que disfrutasa de paz, salud y amor.
  • La importancia de ganar no es lo que obtenemos de ello, sino en lo que nos convertimos por ello.
  • Mantén las cosas lo más sencillas posibles.
  • Mira a la gente a los ojos.
  • Nadie dijo nunca en su lecho de muerte: "Vaya, si hubiera pasado más tiempo en la oficina".
  • No digas que no tienes suficiente tiempo. A diario tienes exactamente el mismo número de horas que tuvieron Pasteur, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci y Albert Einstein.
  • No olvides que la mayor necesidad emocional de una persona es sentirse apreciada.
  • No permitas que el teléfono interrumpa momentos importantes. Está ahí para nuestra conveniencia, no para la de la persona que llama.
  • No pierdas tiempo llorando por los errores del pasado, aprende de ellos y sigue adelante.
  • No quemes puentes. Te sorprenderá cuántas veces tienes que cruzar el mismo río.
  • No te disperses demasiado. Aprenda a decir no educada y rápidamente.
  • No te especialices en cosas pequeñas.
  • No tengas miedo de arriesgarte. Ahí es donde se encuentra lo mejor.
  • No uses el tiempo o las palabras de manera descuidada. Ninguno de los dos puede ser recuperado.
  • Nunca cortes lo que pueda ser desatado.
  • Nunca prives a alguien de la esperanza, podría ser todo lo que tiene.
  • Nunca sobreestimes tu poder para cambiar a otros.
  • Nunca subestimes tu poder para cambiarte a ti mismo.
  • Nunca te rindas con nadie. Los milagros ocurren todos los días.
  • Piénsatelo dos veces antes de hacer partícipe un amigo de un secreto y que tenga que cargar con él.
  • Practica el hábito de hacer cosas agradables para gente que nunca lo sabrá.
  • Presta sólo los libros que no te importa no volver a ver.
  • Recuerda que el éxito de la noche a la mañana suele tardar en conseguirse unos quince años.
  • Recuerda que los ganadores hacen lo que los perdedores no quieren hacer.
  • Relájate. Tómate las cosas con calma. Excepto por los singulares asuntos de vida o muerte, nada es tan importante como parece a primera vista.
  • Sé modesto. Mucho se logró antes de que tú nacieras.
  • Sé romántico.
  • Sé un buen ganador.
  • Sé un buen perdedor.
  • Sé valiente. Aunque no lo seas, finge serlo. Nadie puede notar la diferencia.
  • Si te ves metido en una pelea, golpea primero y golpea fuerte.
  • Silba.
  • Un barco amarrado en el puerto está a salvo, pero con el tiempo su fondo se pudrirá.
  • Vive tu vida como una exclamación, no como una explicación.