jueves, 31 de diciembre de 2009

Año viejo, año nuevo, lo importante es que sepamos vivirlos

Como si de una manta de patchwork se tratara, voy a armar este mensaje de fin de año. Empiezo parafraseando a Deng Xiaoping y sigo, citando al grecorromano Plutarco: "Tenemos que vivir, y no sólo existir".

Para todos los que ya no cumpliremos 40 años, ha pasado mas o menos media vida. Y en este tiempo, esta ha transcurrido en ocasiones con un papel decididamente activo por nuestra parte y en otras, siendo sujetos pasivos de la misma y esto último es malo, repite conmigo maaaaalo.

Independientemente de tus creencias religiosas o vitales, vivir requiere pasión, saber jugar las cartas que tenemos y conseguir aquellas que nos faltan, día a día, sin descanso, sin tregua, levantarse cada día dispuesto a comerse el mundo, signifique esto lo que signifique para cada uno, sin dejar de aprovechar ni un solo instante. La vida es demasiado corta para desperdiciarla, ni para hacerla mezquina o empobrecerla.

"Cada día es una pequeña vida", proclamaba Quinto Horacio hace 2000 años, yo estoy firmemente convencido de ello, muchos años mas tarde Jean Jacques Rousseau condensó en una frase otra gran verdad: "No ha vivido más quien más años ha cumplido, sino quien más ha experimentado la vida". Para ello no hay demasiadas opciones, salvo pintarse el cuerpo con una capa de optimismo y pensar siempre, que incluso en los peores momentos, algo positivo sacaremos de la situación, haciendo que cuanto mas vivamos, mas maravillosa se vuelva nuestra vida.

Para terminar, rescatado de las felicitaciones que he recibido este año, alguien por quien siento un afecto sincero me decía "... y que la pasión por vivir venza todos los malos augurios". Esta y no otra, es la actitud.

GET READY, GET SET, LET'S GO, 2010 AND BEYOND!