martes, 20 de mayo de 2008

Metástasis de la vida cotidiana

Estamos tan insensibilizados ante la realidad que tienen que tiene que golpear muy de cerca la tragedia, para que despertemos aun de forma temporal, sin embargo la inercia es tan potente, que la vuelta a la rutina imaginaria está más que garantizada.