miércoles, 24 de octubre de 2007

Que la realidad no te estropee una buena atribución


Los video juegos no tienen ninguna influencia sobre lo niños. Quiero decir, si el Pac-Man hubiese influenciado a nuestra generación, estaríamos todos corriendo en salas oscuras, masticando píldoras mágicas y escuchando músicas electrónicas repetitivas.

Cita apócrifa de Kristian Wilson, posible o no CEO de Nintendo Inc. en 1989, realmente se trata un chiste del humorista Marcus Brigstocke.