jueves, 28 de agosto de 2008

¡Qué fácil es hablar con la tripa llena!

"Un perro esquimal va corriendo por el bosque cuando de pronto ve que un lobo corre junto a él. El lobo está tan flaco que se le ven las costillas mientras que el perro está sano y lustroso. El lobo le pregunta al perro "¿Como es que no pasas hambre si este año los alces están tardando mucho en llegar y el invierno parece que no se acaba nunca?". El perro le contesta "Vivo con unos hombres que me dan toda la comida que quiero. Si tienes hambre ven conmigo que voy hacia allí." El lobo lo mira y le pregunta "¿Que es eso que llevas en el cuello?" "Es un collar. Al acabar de comer me atan". Cuando el perro vuelve mirar, se da cuenta que corre solo."

Aparentemente texto de Jack London, visto en Kriptopolis.