jueves, 14 de agosto de 2008

El que no se consuela...

Cuando estés harto de tu trabajo, estés a punto de coger una depresión de caballo y en tu empresa creas que nada funciona como debería, haz lo siguiente:

Párate en la primera farmacia que encuentres y compra un termómetro rectal "Johnson & Johnson" (Solamente esta marca, no otras). Ábrelo y lee detenidamente las instrucciones. Encontrarás esta frase:

"Cada termómetro rectal Johnson & Johnson ha sido probado personalmente en nuestra fábrica"

Entonces cierra los ojos y repite en voz alta cinco veces seguidas:

"¡¡¡Estoy contento/a de no trabajar en el Dpto. de Calidad de Johnson & Johnson!!!"

Recuerda: Siempre hay trabajos mucho más duros que el tuyo.