sábado, 29 de septiembre de 2007

La misión del maestro

Es despertar en el alumno el dolor de la lucidez, sin misericordia, sin tregua.

Lugares comunes