domingo, 9 de septiembre de 2007

El melocotón que murió por culpa tuya

Poco que decir, salvo que de vez en cuando, me permito seguir riendo con aquel humor cruel que tantas carcajadas arrancó en mi primera edad adulta.

Con ustedes: Angel Martín:



Bola extra: