domingo, 29 de marzo de 2020

No por antes madrugar antes amanece más temprano


Lo más triste de los coches autónomos será todas las veces que los ocupantes fallezcan a mitad del viaje y cuando lleguen tus invitados a la cena o el repartidor de pizza, sean cadáver. Eso llevará a la invención de sistemas de monitorización del estado de salud dentro del vehículo que en caso de emergencia redirigirán el coche al hospital o al tanatorio más cercano.

- "Ha llegado a su destino".

- "Pero estoy en una morgue, esto es muy incómodo."
- "Ah sí, Señor, obviamente el algoritmo de optimización de rutas ha sido actualizado y lo trajo aquí cinco minutos antes de lo que el monitor de salud esperaba. Vamos a dar una vuelta a la manzana y olvidar que esta situación incómoda ha ocurrido."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sé buena persona y por favor no castigues mis marchitas neuronas con otra escritura que no sea la respetuosa con la puntuación y la ortografía, el censor que llevo dentro te lo recompensará continuando dormido.