domingo, 5 de mayo de 2013

Encuentra a los demás

Admítelo. Tú no eres como ellos. Ni siquiera estás cerca. Es posible que de vez en cuando te vistas como uno de ellos, veas los mismos programas de televisión insustanciales igual que lo hacen ellos, tal vez incluso, a veces comas la misma comida basura. Pero parece que cuanto más intentas encajar, más te siente como un extraño, viendo la "gente normal" viviendo sus vidas automáticas. Por cada ocasión que dices frases hechas como "Que tengas un buen día" y "¡Qué tiempo más malo el de hoy! ¿eh?”, anhelas en tu interior decir cosas prohibidas como "Dime algo que te hace llorar "o" ¿Para qué crees que sirve un “dejà vu?” Afróntalo, apenas si quieres hablar con esa chica en el ascensor. Pero ¿qué pasa si esa chica en el ascensor (y el hombre calvo que pasa junto a tu cubículo en el trabajo) están pensando lo mismo? ¿Quién sabe lo que podrías aprender si te atrevieras a tener una conversación con un desconocido? Todo el mundo lleva consigo una pieza del rompecabezas. Nadie llega a tu vida por casualidad. Confía en sus instintos. Haz lo inesperado. Encuentra a los demás.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Admit it. You aren’t like them. You’re not even close. You may occasionally dress yourself up as one of them, watch the same mindless television shows as they do, maybe even eat the same fast food sometimes. But it seems that the more you try to fit in, the more you feel like an outsider, watching the ‘normal people’ as they go about their automatic existences. For every time you say club passwords like ‘Have a nice day’ and ‘Weather’s awful today, eh?’ you yearn inside to say forbidden things like ‘Tell me something that makes you cry’ or ‘What do you think deja vu is for?’ Face it, you even want to talk to that girl in the elevator. But what if that girl in the elevator (and the balding man who walks past your cubicle at work) are thinking the same thing? Who knows what you might learn from taking a chance on conversation with a stranger? Everybody carries a piece of the puzzle. Nobody comes into your life by mere coincidence. Trust your instincts. Do the unexpected. Find the others.

Timothy Leary