domingo, 19 de mayo de 2013

Cómo ser un buen ciudadano de Twitter




Los siguientes consejos te ayudarán a ser un mejor miembro de la comunidad de Twitter.

Retweet

Retweeting (ya sea viejo estilo "RT @ mensaje de nombre" o el nuevo estilo) es una buena forma  de hacer varias cosas. En primer lugar, compartir material valioso con tus seguidores y en segundo, es una manera de decir gracias, y felicitar a la persona a quien retuiteas.

Obviamente, cuanto más lo hagas, más gente es probable lo haga contigo, difundiendo tus mensaje más allá de los que te siguen habitualmente y, por supuesto, también es probable que consigas más seguidores.

Sin embargo es muy importante no retuitear en exceso (o sólo publicar retuits), porque todavía es más importante:

Contenido Personal

Publicar sólo enlaces  - si bien sirve para informar, no da a la comunidad una idea de la clase de persona que eres. La gente no desea  conectarse con una empresa (o un bot), quieren interactuar con otras personas. Eso es lo que tiene de bueno Twitter, que permite la conexión humana de una manera que los blogs y los medios de comunicación tradicionales no lo permiten.

Ahora, esto no significa necesariamente contarle a todos lo que tenías para comer, recuerda – eres una persona en primer lugar, y un difusor de contenido o proveedor de noticias en segundo.

Engage! ¡Conectar! ¡Comunicar!

@Contesta a la gente que dice cosas interesantes. Responde a quienes hablan contigo.

En primer lugar, es de buena educación. En segundo lugar, es una excelente manera de hacer amigos, descubrir nuevas oportunidades, y, francamente, una de las mejores cosas que tiene  Twitter.

Ahora, obviamente, las personas con millones y millones de seguidores no necesariamente serán capaces de responder a cada comentario que les hacen (al igual que en los restaurantes, las normas para las celebridades son un poco diferentes que para nosotros, la gente normal), pero por lo menos hay que hacer un esfuerzo.

Si no hablas con nadie ¿qué diferencia hay entre lo que haces y un feed RSS,  Youtube, la televisión o un periódico? Tú no eres eso, además, hay tanta gente maravillosa por ahí y es divertido y enriquecedor conversar con ellos. Habla, comunícate.

La variedad es importante

Publicar el mismo enlace una y otra vez es aburrido - y la gente desconecta muy rápidamente. Si estás perdiendo seguidores, o todos tus seguidores son cuentas muertas, esto explica el por qué.

La gente no es estúpida. No están en Twitter para que les metan por la garganta lo mismo repetidamente. Si quisieran eso, verían anuncios en la televisión.

Lo mismo vale sobre publicar el mismo Twitter exactamente una y otra vez. Sencillamente es ridículo. Ahora bien, por supuesto, si estás lanzando un producto, o deseas atraer a personas en diferentes zonas horarias, es posible que tengas que repetir algo el contenido - pero mezclándolo con otros. No es difícil decir lo mismo con otras palabras, prueba con redacciones diferentes. De esta forma te mantendrás interesante - es psicología básica humana que las personas responden a diferentes estímulos (verbal, auditivo, imágenes mentales visuales, etc...) Por tanto, lo inteligente es dar variedad a la forma de tu mensaje, manteniendo su fondo – de esta forma aumenta la posibilidad de atraer a mayor público.

No te pases

Pese a que Twitter puede ser un lugar muy emocionante, publicar una excesiva cantidad de posts a diario sólo conseguirá inundar los canales de tus seguidores.

Si estás siguiendo a 40.000, puede ser fácil de olvidar, pero el 90% de los usuarios activos de Twitter siguen a menos de 2.000 cuentas. Si se incluyen todas las cuentas de escaso uso o directamente muertas, es probablemente que este porcentaje suba a cerca del 98%. Si publicas 50 veces al día, saturarás a todos los que se interesan por ti.

Tras analizar gran cantidad de cuentas, esta política es completamente contraproducente – si bien, si lo que hacemos es hablar con la gente, en ese caso la situación cambia para bien - ya que las conversaciones sólo se difunden entre los que las protagonizan. Si cada tweet que haces es público, por el bien de todos los que están ahí fuera, afloja un poco el ritmo. Calidad, no cantidad, recuerda.

Los fundamentos

Aparte de todo lo anterior - trata de devolver el seguimiento (echa un vistazo antes a su timeline y valora si te aporta o interesa). No menciones (@) a un montón de gente en un tweet (con excepción de los RT’s y por supuesto, practica el #FF) - ya sea para hablando en público con una persona, o si estás pasando DM’s.

Ah, y una última cosa - no vendas mierda en Twitter. De verdad, si la gente quiere dientes más blancos, van a Google, o, llámame loco, hablan con su dentista.

Fuente: The Twit Cleaner