domingo, 20 de enero de 2013

Latrant et scitis estatint praetesquitantes estis

"Ladran, luego cabalgamos" es una de las frases cuyo origen parece sencillo, pero que resulta endiabladamente difícil dar con el autor de la misma.

En latín hay una frase de autor anónimo que dice: "Latrant et scitis estatint praetesquitantes estis", que quiere decir: "Ladran y sabéis al momento que cabalgáis por delante de los demás". Esta forma de expresarse recoge a su vez una sentencia griega, también anónima, que se refiere a que la persona de éxito que no mira hacia atrás sino que busca su meta, siempre tiene gran cantidad de enemigos que, como perros, le siguen y ladran para descomponerle la figura, o acaso para que caiga, o incluso cese en su búsqueda.