domingo, 6 de julio de 2014

La calidad de tu pensamiento está limitada por la cantidad de lenguaje que utilizas