viernes, 3 de agosto de 2007

Vacaciones de Verano para Mi

Pensé en la palabra “adiós” y las sinapsis de mi cerebro me entregaron el significado “ateo”. Consciente de que no era eso lo que buscaba, consulté en un reputado diccionario enciclopédico y allí también obtuve mismo resultado. Opté por usar mi potente conexión de banda ancha a Internet y tras horas de infructuosa búsqueda, todos los enlaces versaban siempre sobre la inexistencia de la razón primera.

Esto, como podrás suponer, me sumió en un estado de profunda reflexión. Después de numerosas contorsiones, deduje que debido al afecto que nos une, la única forma de despedirme estas vacaciones, consiste en un “hasta pronto”.